PREGUNTAS FRECUENTES

 

¿Cómo se alquila un barco con BoatRental.es?

1-Elegir el puerto de salida:

Eso depende del tipo de barco que elijamos, donde queremos ir y que zona nos viene mejor desplazarnos para salir a navegar.

2-Detalles del viaje:

Saber cuántas personas van a formar la tripulación. Identificar si alguno de la tripulación dispone de la titulación y experiencia necesarias para patronear un barco o por lo contrario hace falta contratar un patrón profesional.

3-Buscar barco:

Uno que se adapte a nuestras necesidades (Los precios y condiciones están en la página de cada barco).

4-Reservar:

Mandar los detalles del alquiler tales como fechas, número de personas, necesidad de patrón o no, extras y demás información relevante. Realizar la reserva de 100 euros.

Entre 24-48 horas le contactaremos para confirmarle la reserva con los detalles del embarque y una factura con el precio final a pagar (menos los 100 euros de la reserva) y los datos bancarios a los que deberá abonar la cantidad. El pago ha de hacerse antes de los 14 días posteriores a la reserva y no más de 40 días antes del alquiler del barco.

5-El día del embarque: 

Firmar el contrato y pagar la fianza: El contrato del alquiler del barco se realiza usualmente en el lugar del embarque y de forma previa al mismo, recogiendo el importe de la fianza depositada. Esta fianza les será devuelta al término del chárter si no se han producido desperfectos.

Empezar la travesía: El momento de disfrutar y vivir la experiencia

 

6-Devolver el barco:

Se devuelve en mismo lugar de embarque dentro del horario establecido

(Los horarios se encuentran en la pagina de cada barco).

 

 

¿Qué necesito llevar a un viaje en barco?

La respuesta depende lógicamente de la temporada y el destino al que se navegue, pero a bordo siempre es necesario cierta ropa de abrigo, ya que en la mar siempre refresca sobre todo por las noches y días ventosos. Otro detalle al tener en cuentas es llevar el equipaje en maletas o mochilas no rígidas que se puedan guardar bien dentro del barco. A continuación hacemos una recopilación de lo necesario para una adecuada travesía en barco:

– Ropa:

Llevar la ropa necesaria para los días que dure la travesía, es mejor llevar lo necesario sin excederse pero que no falte de nada. Como ya mencionamos la ropa de abrigo es importante. Se recomienda llevar una chaqueta náutica, jersey, gorro, etc. Además un par de pantalones cortos y largos, traje de baño y camisetas o camisas, pijama y no olvides unas chanclas de goma: son el mejor calzado para utilizar las duchas de los clubs náuticos con garantía de higiene.

En el barco siempre se provee de sábanas y mantas. Por lo contrario, las toallas generalmente corren por cuenta del cliente. Es aconsejable tener una para el mar y otra para la ducha.

– Calzado:

La cubierta de un barco es generalmente blanca, con antideslizante, y por lo tanto siempre habrá que utilizar suelas de goma blanca. Si no, se corre el riesgo de dejar marcas en la cubierta. Probablemente el mejor calzado son las zapatillas deportivas con cordones o unos náuticos.

– Protección solar:

Algo esencial para llevar siempre en nuestra travesía es protección solar. Un sombrero o una gorra, así como una buena crema de protección solar son importantes y nos evitaran problemas. Con o sin sol la brisa marina curte la piel. Por lo tanto es aconsejable utilizar protector solar, al menos al principio, para no sufrir quemaduras en la piel.

– Recarga de aparatos electrónicos:

Para cargar nuestros aparatos electrónicos como teléfonos móviles es recomendable un cargador de 12 voltios de coche. Cuando se esté atracado en el puerto se dispondrá de corriente de 220 voltios para un cargador normal. En el que podremos utilizar también cualquier aparatos eléctrico como maquinillas de afeitar, secadores de pelo, etc…

– Otros:

En algunos lugares hay mosquitos al atardecer, con lo que no viene de más un repelente. Si te mareas no olvides llevar biodramina.

– Comida:

Es aconsejable realizar una compra grande de víveres antes de salir el primer día y luego reponer lo que falte en cada parada. Compra siempre de forma comedida. Ya que casi siempre sobran demasiadas cosas que al final se acaban tirando al limpiar el barco. Si es posible, llévate de tu casa algo precocinado. Se conservará estupendamente en la nevera del barco y tras unos días en el mar un guiso casero no tiene precio.

En cuanto a las bebidas, compra una buena cantidad de agua mineral. En el mar se tiene sed y es muy conveniente hidratarse continuamente en verano. Aunque porque no una cervecita o un vinito siempre vienen genial para disfrutar de la experiencia.

– La cocina:

Aunque cualquier barco dispone de cocina completa para cocinar con comodidad a bordo, la navegación y la cocina no se llevan del todo bien. Cocinar con fuego puede ser peligroso y sólo lo recomendamos en casos necesarios. Por ello en el barco se hacen principalmente comidas ligeras a base de embutidos, ensaladas, conservas, frutas o simplemente calentando platos precocinados. Siempre se puede salir a comer a restaurantes en cada parada en tierra firme.

 

 

¿Cómo se utilizan los baños de un barco?

Este es un aspecto importante. Todos los barcos están equipados como mínimo con un baño que incluye lavabo, ducha e inodoro. Existe agua fría y caliente conectados al puerto con 220V o con el motor en marcha. Al ducharse el agua se acumula en nuestros pies y es necesario utilizar de vez en cuando un pulsador que pone en funcionamiento la bomba de desagüe.

Es útil conocer cuándo dispondremos de agua caliente. Los barcos disponen de un calentador de agua que se activa cuando estamos conectados a la corriente de 220 voltios del puerto. Fuera del puerto, tendremos agua caliente si se ha utilizado el motor recientemente. Si hemos estado durante el día navegando a vela, tendremos que encender el motor en marcha durante unos 15 a 20 minutos para así disponer de agua caliente procedente de la caldera.

Si ya estamos fondeados, pondremos el motor en punto muerto (embragado) a ralentí. Eso además nos ayudara a cargar las baterías de servicio. Por otro lado hay que cuidar el gasto de agua ya que es un bien muy limitado en cualquier barco que no disponga de estación desalinizadora. Los depósitos de un barco o yate pequeño o medio suelen disponer de una capacidad entre los 250 y 350 litros.

El inodoro, en principio, debe reservarse para ocasiones urgentes. Siempre que sea posible utilizaremos los baños del puerto o zona de fondeo. Esto se hace tanto por cuestiones medioambientales (está prohibido utilizarlo en los puertos y es una pena estropear las aguas transparentes de una cala) o para evitar un posible atasque del mismo que puede estropear nuestros días de navegación…

Al utilizarlo, la norma es NUNCA arrojar al inodoro nada que no haya salido de tu cuerpo incluido el papel higiénico (este se tira en una papelera específica para ello). Una vez utilizado, bombea lo suficiente para que los conductos queden limpios, de esta manera se evitarán problemas y olores.

 

¿Dormir en un barco?

A la hora de dormir, un barco es algo parecido a un camping. Los camarotes son relativamente amplios pero no demasiado. De todas formas el mar cansa y probablemente dormirás como un niño. Al fondear en una cala es importante prestar atención al mar cruzado, muchas veces es evitable apuntando el barco hacia la corriente . Esto te puede ahorrar pasar una noche incómoda.

Aunque el movimiento lógicamente depende mucho del estado de la mar. Si el mar está ajetreado, lo que no te dejará dormir será la seguridad del barco, por eso la elección de la zona de fondeado nocturna es importante. En el puerto cuando estemos amarrados al muelle, el barco se suele mover muy poco o nada.

 

 

¿Electricidad en el barco?

En el puerto, amarrados y con la toma de corriente de tierra (220v) conectada, dispondremos la electricidad exactamente igual que si estuviésemos en nuestra casa. Los barcos disponen de enchufes de 220 v. en todos los camarotes y el salón. Una vez que salimos a navegar la cosa se complica, ya que únicamente dispondremos de una toma de electricidad de 12 voltios como la de un coche. Los enchufes de 220 v. fuera de puerto no funcionan.

Un barco de normalmente dispone de una batería principal para el motor y otras 2 o 3 de servicio para los equipos del barco. Para conocer el nivel de carga de las baterías encontraremos un voltímetro en el cuadro eléctrico del salón. Un voltaje de 13,20 voltios significa las baterías se encuentran totalmente cargadas y por debajo de 11 voltios las baterías estarían casi descargadas. Es aconsejamos cargar las baterías con el motor cuando el voltaje este por debajo de 12 voltios.

  • Suscríbete a nuestras ofertas

  • Boatrentalespain

Share Button